Dermatología estética

¿En qué se diferencian los tratamientos con bótox, ácido hialurónico y la mesoterapia facial?

Son muchas las personas que desconocen las diferencias entre los distintos tratamientos que ofrece la medicina estética, según la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME). Entre los más demandados están los que se realizan con la toxina botulínica o bótox, el ácido hialurónico y la mesoterapia facial. Pero ¿sabes cuál es la finalidad de cada uno?

Los tres tienen un efecto rejuvenecedor y pueden combinarse. No obstante, es muy importante que sea un dermatólogo profesional quien lo haga, pues cada tratamiento tiene una finalidad.

El bótox

La toxina botulínica, denominada comúnmente bótox, es una proteína que consigue relajar de forma temporal aquellos músculos donde se inyecta. Esto permite conseguir una mirada más suave y difuminar pequeñas arrugas de expresión.

Se comenzó a utilizar en pacientes que querían corregir su estrabismo en los años ochenta y posteriormente su uso se ha extendido a otros ámbitos. Actualmente, se utiliza también en pacientes que sufren movimientos involuntarios de cuello, cabeza o boca. Y ayuda a corregir el exceso de sudoración o hiperhidrosis, la migraña y la incontinencia urinaria en personas con paraplejia.

No obstante, es en el ámbito de la medicina estética donde más se utiliza. Está dirigido especialmente a aquellas personas de 30 años o más que desean eliminar las arrugas de la frente o más conocidas como ‘arrugas de león’, las que se producen en el ángulo de los párpados, las llamadas ‘patas de gallo’, y las que se encuentran en la zona de los labios, las ‘líneas de vejez’.
Su efecto es casi inmediato. En una sola sesión se pueden eliminar las arrugas de la zona donde se inyecta. Las sesiones duran unos veinte minutos, son prácticamente indoloras y los resultados son visibles hasta seos meses. Además, no produce efectos secundarios ni alergias conocidas.

El ácido hialurónico

¿Sabías que el ácido hialurónico es un componente natural presente en nuestra piel? No fue hasta mediados de los noventa cuando empezó a popularizarse en los tratamientos de belleza. Pero también tiene mucha demanda en el sector de la rehabilitación, ya que ayuda a reducir los dolores de enfermedades como la artritis. Es una parte fundamental de las células dérmicas y también es clave en la construcción de tejidos duros (articulaciones y cartílagos).

El ácido hialurónico sirve para mejorar la elasticidad de la piel y la hidratación de los tejidos de la epidermis. También permite rellenar las arrugas de una forma muy natural. Los tratamientos con esta molécula permiten tensar la piel y darle luminosidad, para recuperar la juventud del rostro. Está indicado especialmente para el tercio inferior de la cara y es muy eficaz en el relleno de los pómulos, surcos nasogenianos y arrugas alrededor de la boca. También se usa para aumentar el volumen de los labios, corregir pequeños huecos en el mentón y mejorar el aspecto del escote, el cuello y las manos.

La mesoterapia facial

El ácido hialurónico se puede introducir en forma profunda para reponer volúmenes o infiltrar de una manera más superficial en pequeñas gotas y con vitaminas. Esto es lo que se conoce como mesoterapia. Esta técnica permite hidratar y tonificar la piel y retrasar la aparición de arrugas y líneas de expresión.
Se puede aplicar en toda la cara. Desde el tercio superior (entrecejo, patas de gallo, elevación de cejas, ojeras) hasta el inferior (surco nasogeniano, código de barras, mentón, labios). Y también en la zona del cuello, el escote y las manos.

En la Clínica Sánchez del Río llevamos más de treinta años ofreciendo las más modernas técnicas en rejuvenecimiento facial entre las que se encuentran estos tres tratamientos. Por eso, si estás pensando en hacerte alguno de ellos, estaremos encantados de atenderte y resolver todas tus dudas. Recuerda que es fundamental que sea un dermatólogo profesional quien aplique cualquiera de estas técnicas y tratamientos sobre tu piel.

Clínica Dermatológica Sánchez del Río

La Clínica Dermatológica Sánchez del Río cuenta con más de 30 años de experiencia en el cuidado de la piel, ofreciendo a nuestros pacientes soluciones médicas y estéticas.

Comentar

Haz click aquí para comentar