Dermatología clínica

Consecuencias de la menopausia para la piel femenina

La menopausia no es sólo el cese de la actividad ovárica, el fin del ciclo menstrual. Es también la disminución de hormonas y, con ello, una sucesión de cambios físicos que no pasan inadvertidos. Y de esto último hablamos en nuestro post de blog en el que te contamos las consecuencias de la menopausia para la piel femenina:

La piel es una de las grandes perjudicadas en este proceso del ciclo femenino. Los efectos de reducción de estrógenos y progesterona asociados a la menopausia tienen como una de sus consecuencias una serie de alteraciones cutáneas. La piel adelgaza, pierde textura, firmeza, se vuelve más seca e incluso más áspera. Aparecen las arrugas y empeora la circulación, con lo que toman protagonismo manchas que antes no existían y afloran venas que antes pasaban inadvertidas.

¿Por qué sucede todo esto? Es cierto que el envejecimiento de la piel es progresivo, directamente proporcional al paso de los años y en muchos casos acrecentado por la exposición a la radiación solar. La menopausia viene a agravar este problema. Porque es en este momento, en la mediana edad de la mujer (45-55 años), cuando se producen cambios cuantitativos y cualitativos en la elastina y el colágeno de la piel. Es decir, las proteínas que dan elasticidad y sostienen la piel minimizan su efectividad y dan lugar a la formación de arrugas. Del mismo modo, se reduce la función de las glándulas sebáceas y sudoríparas para dar paso a una piel más seca. Y asimismo se ve alterado en este momento el tamaño y la reactividad de los vasos sanguíneos de la piel lo que supone la aparición de rojeces en cara y escote

Así, los cambios hormonales que tienen lugar en la menopausia determinan modificaciones en las rutinas del cuidado de la piel por lo que se hace necesaria una atención especial para mantenerla radiante.

Por otro lado, mantener un peso saludable y hacer ejercicio son el complemento perfecto a un tratamiento rutinario para la piel que incluye geles y jabones suaves y extragrasos y una hidratación a base de aceites o cremas emolientes específicas.

La menopausia trae consigo cambios que pueden ser más o menos traumáticos para la mujer. Pero en todo caso en la Clínica Sánchez del Río tenemos la solución para cada problema con un tratamiento específico.

Ponemos a su disposición terapias a partir de láser, cremas o procesos cuidados que combinen alfahidroxiácidos, retinoides y antioxidantes para acelerar la renovación celular (y con ella disminuir la caída de estrógenos) y aportar a la piel la luminosidad que se pierde cuando la mujer llega a su fin del ciclo menstrual.

Por último, si necesitas más información no dudes en contactar con nosotros. En Clínica Sánchez Del Río somos expertos en el cuidado de tu salud dermatológica. Tu piel en las mejores manos.

¡Consúltanos! Si lo prefieres puedes escribirnos a cualquiera de nuestras redes sociales tanto en Facebook como en Instagram o llamarnos al 985 208 407.

Clínica Dermatológica Sánchez del Río

La Clínica Dermatológica Sánchez del Río cuenta con más de 30 años de experiencia en el cuidado de la piel, ofreciendo a nuestros pacientes soluciones médicas y estéticas.

Comentar

Haz click aquí para comentar